sábado, 7 de febrero de 2009

La Sanidad murciana, lamentablemente "presta" tres hospitales públicos y su personal médico a la Universidad privada UCAM

OTRA TRAICIÓN A NUESTRA SANIDAD PÚBLICA.
Sin prisa pero sin pausa. La Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM) sigue atesorando méritos para que la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad (Aneca) -la responsable de dar el visto bueno a los nuevos títulos universitarios- apruebe, este año sí, el grado de Medicina en la universidad privada. El más anhelado por los responsables de la UCAM desde que se inició el proceso de convergencia europea. Esta vez, la Universidad Católica ha conseguido que la Consejería de Sanidad, a través del Servicio Murciano de Salud (SMS), certifique los hospitales y centros de salud en los que los futuros alumnos de Medicina de la UCAM realizarán las prácticas clínicas propias de la carrera. Un requisito que exige la propia Aneca para aprobar la creación de cualquier facultad de Medicina.



De hecho, y según aseguraron ayer fuentes de la Consejería, «ésta fue una de las principales razones por las que el Servicio Murciano de Salud firmó el acuerdo con la Universidad Católica San Antonio, ya que la Aneca exigía la existencia de ese convenio». Según las mismas fuentes, este convenio es la «ampliación de otro que ya está en vigor desde el año 2002», por el que se acordó que los alumnos de la UCAM que estudiaran alguna de la titulaciones del área de Ciencias de la Salud (Fisioterapia, Enfermería, etc.) pudieran hacer prácticas en centros hospitalarios de la Comunidad. Con esta «ampliación» se permite hacer prácticas en los hospitales públicos de la Región a «los alumnos que cursen los estudios de Medicina y Cirugía que imparta la Universidad Católica», tal y como se recoge en el convenio firmado por José Manuel Allegue, director gerente del SMS, y José Luis Mendoza, presidente de la UCAM, en junio del año pasado, y al que ha tenido acceso La Verdad.

LOS CENTROS

El convenio, según se recoge en el propio documento, «tiene por objeto facilitar la utilización, por parte de la Universidad Católica San Antonio, del Hospital Universitario Santa María del Rosell y del Hospital Los Arcos como asociado, así como los Centros de Atención Primaria que se determinan en el Anexo I, para la docencia universitaria de las enseñanzas de Medicina y Cirugía». Los Centros de Atención Primaria en cuestión son los de Cartagena-Casco; Cartagena-Este; Cartagena-Isaac Peral; Cartagena-Los Barreros; Cartagena-Oeste; el centro de salud de San Antón y el de la Unión, así como el centro de salud de San Javier, el de Los Alcázares y el de Torre Pacheco.

El documento -que hasta ahora no había sido hecho público por ninguna de las dos instituciones- añade que «asimismo, cuando las necesidades docentes e investigadoras propias de los estudios del grado de Medicina y Cirugía de la UCAM así lo requieran, también se utilizará como asociado el Hospital Morales Meseguer, previo acuerdo en la Comisión Mixta.

LA COMISIÓN MIXTA

El convenio entre Sanidad y la Universidad Católica San Antonio también dispone la creación de una Comisión Mixta que se tendría que haber constituido al mes siguiente de la firma del convenio -es decir, en julio del 2008- y que sería la encargada de «velar por el cumplimiento y aplicación del convenio y con capacidad para planificar la actividad docente, asistencial y de investigación en el ámbito clínico». Esta comisión, cuya presidencia recae sobre José Manuel Allegue, estaría constituida por cuatro vocales de la UCAM y cuatro de la administración sanitaria, se reuniría una vez al año como mínimo y tendría varias funciones, entre las que destaca la de «valorar el rendimiento del personal docente al finalizar cada curso, pudiendo proponer la resolución anticipada del contrato; acordar la contraprestación a los tutores por la contraprestación de sus funciones o velar para que los programas de investigación se acomoden a las normas éticas y deontológicas».

EL PERSONAL DOCENTE

Éste es otro de los puntos calientes del convenio. Según el texto, «las partes detallarán el número de plazas para los profesionales de los centros asistenciales concertados en función de la distribución de alumnos y del número de créditos del a enseñanza a impartir». Asimismo, el convenio recoge expresamente la figura del tutor como principal apoyo del alumnos en prácticas. Un tutor «que ejercerá sus funciones sin que pueda producirse detrimento en el cumplimiento de sus obligaciones asistenciales, recibiendo de la UCAM certificación acreditativa de su labor académica», y cuya designación se realizará de mutuo acuerdo entre el SMS y la universidad privada.

Según se especifica en este compromiso de colaboración, «la UCAM se obliga a dotar y convocar las plazas de profesor asociado en Medicina y Cirugía que se determinen por la Comisión Mixta». Además, «las plazas de profesor asociado en el ámbito de las materias propias del grado de Medicina deberán ser cubiertas prioritariamente por miembros de la plantilla médica del Hospital Santa María del Rosell y del Hospital Los Arcos, o de los demás centros asistenciales incluidos en este convenio».

En este apartado referido al personal docente, el convenio refleja que «los profesores asociados serán contratados por la UCAM conforme a lo previsto en sus estatutos, este convenio y, en su caso, con arreglo a lo previsto en el convenio colectivo de los profesores de enseñanzas privadas». Asimismo, «la UCAM facilitará a los profesores incorporados desde los centros asistenciales el acceso a la carrera profesional docente en las mismas condiciones que las del resto de profesores de otras disciplinas. De otro lado, «todo profesional de los centros asistenciales que realice la actividad docente en la UCAM tendrá el correspondiente reconocimiento formal y documental de la universidad. Tal actividad será considerada mérito tanto por la universidad como por los centros asistenciales en los procesos de selección de personal».

Por último, este apartado recoge que «...todo el personal facultativo que no ocupe plaza docente y colabore en efecto en la docencia clínica del grado de Medicina de la UCAM podrá ser nombrado profesor honorífico de la UCAM a propuesta de las direcciones del Rosell y Los Arcos, previa aprobación de la Comisión Mixta».

LA CONTRAPRESTACIÓN

Pero ¿qué obtiene a cambio la Administración regional? «Como contraprestación a los compromisos que asume el Servicio Murciano de Salud a través de este convenio, la Universidad Católica se obliga a pagar al SMS, al menos, el 10% de la matrícula de los créditos de prácticas clínicas que se realicen en los centro públicos concertados como compensación de los gastos materiales ocasionados». Asimismo, según el citado documento, «la titularidad del material adquirido o de las obras realizadas por el Servicio Murciano de Salud con recursos aportados por la UCAM, en el ámbito de este convenio, corresponderá al Servicio Murciano de Salud.

VIGENCIA DEL ACUERDO

Aunque bien es cierto que la UCAM no ha obtenido aún el visto bueno para la implantación del grado de Medicina por parte de la Aneca, este convenio sienta las bases de colaboración en materia de prácticas clínicas de los alumnos de la UCAM para cuando los responsables de dar la aprobación a este nuevo título accedan a los deseos de José Luis Mendoza. Por ello, «el presente convenio está condicionado a la obtención de la titulación oficial de Medicina y Cirugía por parte de la UCAM, y tendrá una vigencia de seis años a partir del inicio del primer curso académico, con posibilidad de ser prorrogado por acuerdo expreso de las partes».

La polémica está servida.

LO QUE DICE LA LEY

El convenio se asienta, según el primer punto de la exposición sobre la Ley 4/1994 de 26 de julio, de Salud de la Región de Murcia. Esto es lo que dice la ley:

Artículo 36:
Toda la estructura asistencial de los servicios de salud, públicos o concertados, debe estar en disposición de ser utilizada para la docencia pregraduada, postgraduada y continuada de los profesionales sanitarios.

Artículo 38:
1.- La Administración de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia fomentará las actividades de investigación en salud, tanto básica como aplicada, orientadas a la mejora continua de la calidad de los servicios sanitarios.
2.- Las actuaciones investigadoras deberán contribuir a la promoción de la salud en la Región, y se considerará, especialmente, la realidad socio-sanitaria, las causas y mecanismos que la determinan, las formas y medios de intervención preventiva y curativa, la evaluación rigurosa de la eficacia, efectividad y eficiencia de las intervenciones y su impacto en la salud de la población.
3. La Comunidad Autónoma, a través de sus órganos competentes, establecerá convenios y conciertos con las instituciones universitarias, culturales y científicas, así como con fundaciones y asociaciones, sin ánimo de lucro, que desarrollen programas en este campo, con el fin de fomentar la investigación en salud y la optimización del aprovechamiento de la capacidad docente de las estructuras asistenciales y educativas.

CCOO tilda de "escándalo" el préstamo de hospitales públicos a la Universidad Católica

El sindicato CCOO consideró hoy "un escándalo" el préstamo de hospitales públicos a una "entidad con ánimo de lucro y condicionada ideológicamente como es la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM)".

Y es que al parecer la Consejería de Sanidad y el Gobierno regional negocian "en secreto" con la UCAM y ha decidido ceder recursos públicos a una empresas de "dudosa calidad educativa y formativa".

De esta forma, "no se garantiza que los futuros médicos licenciados por la UCAM atiendan de forma correcta nuestra salud", criticó el sindicato, que piensa que esta política "oscurantista" y de hechos consumados "perjudica nuestro sistema educativo", de igualdad de oportunidades y "es un atentado contra la salud, pues unida a la dudosa formación, el carácter religioso de la UCAM podría condicionar la práctica de la Medicina".

A su juicio, la Consejería de Universidades, Empresa e Investigación "debería seguir el camino de la negociación" con la Universidad de Murcia "para ampliar notablemente el número de plazas ofertadas en la universidad pública para poder estudiar la carrera de Medicina".

Solamente de esta forma, concluyó, "se formarán los médicos necesarios para cubrir el déficit en la CARM en condiciones de calidad", evitando el acceso a la titulación de estudiantes "de peor expediente académico pero de importante poder adquisitivo".

Por su parte el portavoz de IU, José Antonio Pujante, tachó de vergonzosa "la claudicación" del Gobierno de Valcárcel ante los "oscuros intereses" del presidente de la UCAM, José Luis Mendoza.

"Es inadmisible la actuación oscurantista que ha llevado a cabo el Gobierno, porque parece ser que dicho convenio está firmado desde hace ya unos cuantos meses", concluyó.

Los socialistas pedirán la comparecencia de la consejera en la Asamblea

El Partido Socialista de la Región de Murcia puso ayer el grito en el cielo al ser preguntado por La Verdad por el convenio entre el Servicio Murciano de Salud y la Universidad Católica San Antonio, que satiface las pretensiones de la UCAM de utilizar los hospitales públicos de la Región para las prácticas de los futuros alumnos de Medicina de la universidad privada.

La diputada del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea regional, Begoña García Retegui, aseguró ayer que lo que más le preocupa al PSOE es que ese convenio «sirva para que la Aneca le dé a la UCAM la acreditación que necesita para implantar Medicina. Es un acuerdo que no se ha hecho público y que debería ser conocido por la sociedad. ¿Tiene conocimiento la Universidad de Murcia de este convenio?». Asimismo, la diputada socialista dijo que «aunque en sus estatutos diga que no tiene fines lucrativos, la UCAM ha demostrado ya que es una entidad privada», y añadió que la pregunta es «¿por qué la Universidad Católica no ha llegado a estos acuerdos con hospitales privados o crea una clínica privada, como han hecho muchas universidades privadas que imparten Medicina?».

Por otro lado, Begoña García Retegui, que se mostró muy crítica con este tema -en la misma línea que ha seguido el Partido Socialista en los últimos años con las supuestas concesiones del Gobierno regional a la UCAM-, dijo que «los centros de salud de Cartagena están saturados y atraviesan una situación muy complicada. Si los médicos de estos centros no tienen tiempo ni para atender a los pacientes, ¿cómo van a sacar tiempo para preocuoparse por los alumnos de prácticas y estar detrás de ellos? Los ciudadanos de Cartagena tienen preocupaciones en este sentido, pero la consejera de Sanidad no tiene tiempo para solucionar estos problemas. Al parecer, sí que tiene ese tiempo para aportarle soluciones al señor José Luis Mendoza».

Por todo ello, García Retegui aseguró que el PSOE va a pedir la comparecencia en la Asamblea regional de la consejera de Sanidad de la Comunidad Autónoma, María Ángeles Palacios, «para que explique todos los detalles de este convenio y que aporte las soluciones que necesita la Sanidad en la Región».


Joven tipo UCAM con la carrera por la cara pagada por su papi.
COMETE A LOS RICOS

1 comentario:

Fco Javier dijo...

Q lastima que en vuestra peña haya gente en la ucam pagada por sus papis!